Quienes Somos
Mision y Vision
Servicios
Administración de Bienes
Servicios Inmobiliarios
Eventos de Capacitación
Contactos

 

Bienvenidos/as a nuestra página…..
López & Asociados es un emprendimiento profesional interdisciplinario, comprometido con la integridad, excelencia, innovación, calidad y calidez de nuestros servicios jurídicos, de consultoría social y capacitacion-formación integral, además de otros servicios aliados como la inmobiliaria y gestión de bienes.


___________________________________________________________________________________
 

SOBRE LA CARTA PASTORAL DE LOS OBISPOS DE BOLIVIA

SIN DISCURSOS, BOMBOS Y PLATILLOS

___________________________________________________________________________________
 

Desde mi ocupación diaria como abogado y docente universitario, reconozco de que “ser católico” en la Bolivia de hoy nos exige un compromiso especial, y al leer la última carta pastoral de nuestros Obispos de Bolivia, siento un alivio y un apoyo directo que me llena de energía, porque la enseñanza de mis pastores sobre varios temas sociales a través de este documento es clara, contundente y oportuna. El interesante mensaje, organizado en IX partes, en lo personal me deja las siguientes orientaciones:

A partir de la misión evangelizadora guiada por la presencia del Espíritu, nuestros pastores realizan una mirada autocrítica al interior de la iglesia reiterando que nuestra Iglesia católica es “santa” por la gracia de Jesucristo y en virtud de la acción del Espíritu e “imperfecta” por las obras de sus miembros.  Esta realidad exige conversión en todos los niveles de nuestra iglesia por la presencia dolorosa de anti-testimonios, asumiendo la energía de los testimonios para discernir e identificar la cizaña entre el trigo.

La mirada sobre la realidad irreversible del país por parte de nuestros Obispos resalta los avances y las ambigüedades.  Remarcan la inclusión de indígenas y sectores marginados, el avance en la reparación de deudas históricas, el desafío de la inclusión sin exclusiones, la lucha contra el racismo y toda forma de discriminación, el reconocimiento  del potencial y la riqueza de la interculturalidad y los valores de las culturas tradicionales. El tema cultural es reflexionado por nuestros Obispos desde la convicción de que es “imposible trazar una separación entre lo cultural y lo cristiano” preguntándonos: “¿hay una cultura boliviana más allá de las diferencias regionales, étnicas y culturales? “. La enseñanza abarca también la orientación sobre los contravalores de las culturas tradicionales  y  la cultura globalizada.

Me ayuda mucho la orientación pastoral sobre el matrimonio reafirmando  de que “la diferencia sexual constituye la base antropológica indispensable del matrimonio: “Hombre y mujer los creo” (Gen 1,27), por lo que desde la moral natural y la ética cristiana, tengo claro lo que significa el matrimonio cristiano, además de la “la valoración y defensa indiscutible de la vida desde su concepción hasta su conclusión natural”, rechazando políticas internacionales de control demográfico.

Sobre economía y justicia social el mensaje es contundente al recordarnos  que “la economía no puede regirse meramente por un criterio de absoluta autonomía ni solamente por las leyes del mercado, sino que tiene límites y normas éticas que regulan sus alcances”. Sobre la situación del país, aún tomando en cuenta los indicadores positivos,  indican que es preocupante especialmente la “economía ilegal de la producción excedentaria de la coca”,  la pobreza persistente causada entre varios otros aspectos por la corrupción generalizada, el trabajo informal y la desocupación. Merece especial atención de los Obispos el hecho positivo de que en la Constitución Política del Estado se prevé la posibilidad de una organización económica plural y que es necesario sentar las bases para la creación de una economía solidaria, superando la economía extractivista y las deficiencias de gestión, que se añaden a la escasez de productos básicos y el aumento de la inseguridad alimentaria. La enseñanza de mis pastores es precisa en el llamado de atención sobre la coca excedentaria y el narcotráfico, resaltando que “la espiral que arrastra a la población juvenil es cada vez más virulenta”.

Sobre los aspectos políticos en nuestro país, también aplicando la mirada de los avances y las ambigüedades,  se remarca la relación necesaria entre la política y la justicia estando “vigente en nuestro país el Estado de Derecho,  por tanto las leyes deben ser instrumentos indispensables para normar la convivencia justa y armoniosa al servicio del bien común”. Como abogado católico encuentro en la carta pastoral valiosos y prácticos criterios para contribuir en que la justicia y la libertad estén cada vez más presentes, respetando la vida y la dignidad del ser humano, descartando las acciones reprochables que se realizan en nombre de la justicia comunitaria que es legítima y legal, pero que en ningún caso “puede servir de manto de impunidad, ni encubrir acciones delictuosas como los linchamientos que atentan contra la vida”.

Nos recuerdan nuestros pastores que “a independencia, separación, coordinación y cooperación  de los órganos del Estado son principios que evitan “en el ejercicio del poder las tentaciones y trampas, capaces de cautivar y enceguecer incluso a personas justas y bienintencionadas”, además afirman que “una ley es legítima si, en el marco del bien común y respeto de la ética, es fruto de un consenso o acuerdo entre los actores políticos y sociales involucrados”. Otras reflexiones valiosas sobre la dimensión política de nuestra realidad se refiere a la obligación de los gobernante de Gobernar para todos en función del bien común, con medios justos para causas justas, como vivencia de una democracia participativa en el que el ejercicio de la libertad esté garantizado, y que no siga en la práctica aumentando el número de personas que sienten que van perdiendo libertades. Sobre la educación como tarea de toda la sociedad también se refieren los Obispos de Bolivia, además del “control social en la perspectiva de transparentar el origen y uso de los recurso públicos, así como la rendición de cuentas públicas, desde una ciudadanía organizada y activa para aliviar la pobreza y mejorar la calidad de vida para todos”.

Sobre la Iglesia y la sociedad en Bolivia, la carta pastoral recuerda el aporte de la Iglesia católica a la liberación y promoción humana del pueblo boliviano expresada en las innumerables obras sociales que silenciosamente están presentes entre los más pobres. La sana cooperación entre Estado e Iglesia posibilita la labor de promoción humana de la Iglesia Católica y se expresa y desarrolla en el convenio marco de cooperación firmado entre el Gobierno Nacional y la Conferencia Episcopal Boliviana en agosto de 2009 siguiendo la larga tradición de fructífera colaboración. Actualmente Bolivia es un Estado laico constitucionalmente declarado como independiente de la religión, Estado que no debe distorsionar su naturaleza laical con actos “laicistas” que discriminan y marginan a quien tiene una convicción religiosa desconociendo el derecho humano a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión.

 Como católico que me declaro, estoy llamado a asumir mi compromiso bautismal en el mundo, por lo que escucho atentamente que mis Obispos están preocupados porque existe “la pasividad de muchos laicos cristianos en la vida social, vecinal, sindical y política”.  Reclaman nuestro testimonio con razón y concluyen que “Hace falta promover una nueva generación de católicos en política, laicos que quieran testimoniar la fe en la búsqueda del bien común y en la edificación de una sociedad justa”. Reafirman la opción preferencial y evangélica por los pobres, en el marco de la Misión permanente de la Iglesia como signo de esperanza y unidad.

Gracias a  nuestros Obispos por su mensaje y recomiendo a todos mis hermanos y hermanas en la fe católica la lectura atenta, e invito a que sin discursos, bombos y platillos, hagamos evidente y visible nuestro ser católico en la Bolivia de hoy en cada acto cotidiano.

Tito Antonio López Aparicio - tito@lopezaso.com

Santa Cruz, 2011-04-14