Quienes Somos
Mision y Vision
Servicios
Administración de Bienes
Servicios Inmobiliarios
Eventos de Capacitación
Contactos

 

Bienvenidos/as a nuestra página…..
López & Asociados es un emprendimiento profesional interdisciplinario, comprometido con la integridad, excelencia, innovación, calidad y calidez de nuestros servicios jurídicos, de consultoría social y capacitacion-formación integral, además de otros servicios aliados como la inmobiliaria y gestión de bienes.


___________________________________________________________________________________
 

EL BICENTENARIO DE SANTA CRUZ

24 DE SEPTIEMBRE DE 2010: CELEBRANDO EL BICENTENARIO

___________________________________________________________________________________
 

(Vista de la Torre de la Catedral Metropolitana ubicada en la Manzana Uno, Plaza Central, Santa Cruz de la Sierra, Bolivia) ¿El bicentenario de qué se celebra este 24 de septiembre de 2010 en Santa Cruz - Bolivia? Hice la pregunta en Santa Cruz con la inquietud de confirmar que las celebraciones del mes de septiembre de 2010 denominado "el Bicentenario" eran de conocimiento y conciencia general, sin embargo, grande fue mi sorpresa al recoger respuestas que no se referían claramente a los motivos históricos de la celebración de 200 años del levantamiento contra la corona de España. Así que con mucha humildad presento lo que el períodico El Mundo en su version digital refiere sobre este memorable 24 de septiembre que celebramos todas las personas que vivimos en Santa Cruz - Bolivia.

Los historiadores cruceños afirman que el levantamiento del 24 de septiembre de 1810 fue el comienzo de la lucha independentista de Santa Cruz, lucha que la historia nacional la reconoce como la guerra de los 15 años. En la acerca sur de lo que hoy es la plaza 24 de Septiembre fue el levantamiento popular de los patriotas cruceños que derrocaron al gobernador español Pedro José Toledo Pimentel. Los patriotas al mando de Antonio Vicente Seoane, José Andrés Salvatierra y el coronel Antonio Suárez, quienes en franca rebeldía contra el dominio español lograron la destitución de Toledo Pimentel. Fue una jornada memorable porque el pueblo fue llamado a concurrir al cabildo abierto e inmediatamente proclamaron la independencia de Santa Cruz y conformaron una junta departamental al mando del doctor Antonio Vicente Seoane. Al construirse esta plaza, en la parte sur se instaló el poder espiritual y político. El poder espiritual hasta ahora está en ese lugar, y el poder político también. La catedral Metropolitana representa a la Iglesia Católica y la Brigada Parlamentaria actualmente al poder político. Donde ahora se encuentra el edificio de la Brigada Parlamentaria Cruceña funcionó antes la gobernación cruceña, luego el Poder Judicial e incluso la Policía Departamental. El edificio emblemático de la brigada que fue construido por el arquitecto Simone Marchetti entre los años 1865-1895, antes aquí se levantó una edificación con un corredor y una elevación, esta imagen ha sido grabada por el pintor e historiador Carlos Cirbián Barros en un memorable cuadro. Allí fue la revolución del 24 de septiembre de 1810, allí se encendió la chispa de la libertad, aunque años más tarde, José Miguel Becerra y Antonio Landívar y Sarranz retomaron para la corona la plaza cruceña. Sin embargo en marzo de 1813 el coronel Suárez recupera nuevamente el mando político a nombre de la Patria. El 24 de septiembre de ese mismo año arribó a Santa Cruz de la Sierra el coronel Ignacio Warnes en calidad de gobernador de Santa Cruz de la Sierra, nombrado por el general Belgrano en Potosí. Mientras Warnes gobernaba esta ciudad sucedieron dos hechos que la historia los resalta así: La batalla de la Florida fue ganada por los patriotas el 25 de mayo de 1814. Este combate se libró en los márgenes del río Piraí. El coronel Ignacio Warnes, Juan A. Arenales y José Manuel Mercado derrotaron al realista José Joaquín Blanco que gobernaba este pueblo. En la contienda participaron unos ocho mil hombres, de los cuales 300 fueron comandados por Warnes, otro tanto por Mercado y el resto por Arenales. Los jinetes al mando de Mercado se ubicaron al borde del monte que existía en la parte norte del pueblo. En la parte sur de la playa se dispuso la artillería. Ocultas en el margen del monte se ubicaron las unidades comandadas por Warnes. Arenales se hizo cargo de la agrupación de la infantería y artillería. Ubicadas de esta forma esperaron a que Blanco dé inicio a la contienda. En la madrugada, Blanco atacó a las fuerzas comandadas por El Colorao Mercado, las mismas que retrocedieron hacia las tropas de Warnes que esperaban. Con esta estrategia apoyada por distintos flancos, a Blanco no le quedó más que retroceder hacia el pueblo. Buscó refugio en la plaza principal, con la intención de buscar desde ese lugar reorganizarse para poner resistencia. Warnes no dudó en ir por él, y al llegar a la plaza le desafió en voz alta a un combate personal. Blanco, ya herido en la pierna y otras partes de cuerpo, cayó muerto y la victoria de esa batalla fue para los patriotas. La batalla de Santa Bárbara fue una victoria más de los patriotas en su lucha por la Independencia. Se desarrolló entre octubre y noviembre de 1815. La emprendió Warnes junto con otros cruceños, entre ellos el coronel José Manuel Mercado, y logró derrotar a los realistas comandados por Udaeta y Altolaguirre. Hay otras versiones, como las escritas por Hernando Sanabria que indican que Warnes encabezó esta campaña sin más ayuda que de la tropa. Este combate, pese a haber sido una victoria del ejército patriota, fue uno de los menos nobles, pues muchos hombres del ejército de Udaeta y Altolaguirre eran españoles, pero también indígenas cruceños. Éstos tuvieron una muerte terrible en el pajonal donde se libró la batalla. "En ella, Warnes empañó con crueles medidas inmediatas, como el incendio del pajonal donde se debatían los heridos del bando contrario, que no eran precisamente españoles, sino indígenas reclutados a la fuerza por los realistas Udaeta y Altolaguirre", escribe el historiador Sanabria. Esta fue la segunda batalla al mando de Warnes donde se obtuvo la victoria. Antes y después de la victoria de la Florida (25 de mayo 1814), en la cual brilló la valentía y pericia militar del General Juan Antonio Álvarez de Arenales, al par que el coraje de Ignacio Warnes, ocurrieron diversos encuentros y sucesos sin mayor trascendencia en el curso general de los acontecimientos. El 21 de noviembre de 1816, Warnes murió combatiendo en la batalla del Pari, en las goteras mismas de Santa Cruz de la Sierra, y la ciudad cayó en manos de don Francisco Javier de Aguilera, quien con verdadera ferocidad castigó a los revolucionarios. La batalla más memorable se desató en la vega de El Pari, donde hoy se levanta la plaza 21 de Noviembre (mal llamada por algunos plaza Fátima o El Pari) y donde existe un busto al prócer cruceño Ignacio Warnes. Allí fue la carnicería humana y el brigadier Francisco Javier Aguilera derrotó a Warnes y no tuvo contemplación con sus enemigos, los patriotas cruceños. Muerto Warnes, Aguilera quedó como dueño de la región. Además Aguilera dominaba toda la región hasta Vallegrande, simultáneamente el caudillo realista nombraba gobernadores a sus seguidores como Aselmo de la Ribas, Gaspar Frontuarua, José Llano y Manuel Fernando de Armaburu (año 1824). Pero la historia iba a cambiar en favor de la causa patriota, el 26 de enero de 1825 Aguilera es apresado por los patriotas vallegrandinos cuando éste se dirigía a Cochabamba a engrosar las tropas de Pedro Antonio Olañeta y dar guerra al mariscal Sucre que a La Paz. Preso Aguilera, se acabó el peligro y en febrero de 1828 entró triunfante a la plaza de armas (hoy plaza 24 de septiembre el Colorao Manuel Mercado declarando la libertad de esta tierras. Aguilera fugó de Vallegrande y anduvo oculto por Cochabamba, desde esa ciudad intercambió cartas con el Mariscal Sucre, este último le animaba a sumarse a la causa patriota pero Aguilera se negó. Fiel a su causa, Aguilera se levantó en armas en Vallegrande apoyado por el cura Salvatierra. Informado del suceso, el comandante general general de Santa Cruz, Anselmo Rivas, marchó a esa ciudad para intimarle rendición, pero el soldado fiel al rey se negó. El combate fue el 30 de octubre de 1828 y Aguilera fue vencido totalmente, pero logró fugarse para luego ser capturado y ejecutado el 23 de noviembre de 1828 en las cercanías a Vallegrande. Este es el aporte de Santa Cruz en favor de la causa patriota, y hoy recordamos estos hechos que se sumaron a la guerra de la independencia. (Fuente: http://www.elmundo.com.bo/Secundarianew.asp?edicion=24/09/2005&Tipo=Comunidad&Cod=3952)

Santa Cruz, 2010-09-01